Únete ahora y ahorra hasta 80% en medicamentos
Filtrar por categorías
Anuncio
Artritis
Cáncer
Diabetes
Diabetes en los animales de compañía
Suministros para la diabetes
Pruebas de diabetes
Dieta y alimentación
Disfunción eréctil
Salud general
Glucagonoma
Invitado
Insulina
Noticias
Pancreatitis
Investigación
Telesalud
Diabetes tipo 1
Diabetes de tipo 2
Sin categoría
Pérdida de peso

Beneficios de incorporar fruta a una dieta para diabéticos

¿Lo sabías?

  • Un estudio de investigación realizado en mujeres posmenopáusicas con diabetes de tipo 2 demostró que el consumo de arándanos durante 8 semanas mejoraba su sensibilidad a la insulina y reducía el estrés oxidativo.
  • Otro estudio sobre mujeres con diabetes gestacional descubrió que el consumo de 2 raciones de fruta al día estaba relacionado con un menor riesgo de contraer diabetes más adelante.
  • Se ha demostrado que las naranjas, los pomelos y otras variedades de cítricos mejoran la sensibilidad a la insulina, disminuyendo el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en las mujeres.

Con todos estos datos, intentamos establecer que las frutas son una parte importante del control de la diabetes. ¿Por qué? He aquí algunas explicaciones:

  1. Las frutas contienen azúcares naturales, que pueden provocar un aumento de los niveles de azúcar en sangre. Sin embargo, también contienen fibra, que ralentiza la absorción de azúcar en el torrente sanguíneo y evita los picos rápidos en los niveles de azúcar en sangre.
  2. El consumo de frutas puede ayudar a cubrir las necesidades diarias de vitaminas y minerales, algo esencial para los diabéticos.
  3. Los estudios han demostrado que una dieta rica en frutas y verduras mejora la sensibilidad a la insulina, reduce la inflamación y minimiza las posibilidades de desarrollar diabetes de tipo 2.

Según la Dra. Sarah Johnston, de Winnipeg, "las frutas, como las bayas y los cítricos, son ricas en antioxidantes y pueden ayudar a reducir el riesgo de complicaciones asociadas a la diabetes. Incluir frutas con moderación puede ayudar a mantener estables los niveles de azúcar en sangre y favorecer una dieta equilibrada." "Las frutas con un índice glucémico bajo, como las bayas y las cerezas, tienen un impacto mínimo en los niveles de azúcar en sangre. Pueden disfrutarse como tentempié saludable o añadirse a las comidas, aportando nutrientes esenciales y ayudando a mantener estables los niveles de glucosa a lo largo del día", añade.

Por qué debe añadir fruta a su dieta

La incorporación de frutas no azucaradas y con bajo índice glucémico a una dieta para diabéticos puede ofrecer muchos beneficios para la salud. Aunque las frutas contienen azúcar natural, también aportan nutrientes esenciales, fibra y antioxidantes, lo que las convierte en una parte valiosa de un plan de comidas equilibrado para pacientes diabéticos.

A continuación le explicamos por qué debe incluir frutas no azucaradas y con bajo índice glucémico en una dieta para diabéticos:

Rico en nutrientes

Las frutas contienen vitaminas, minerales y fitoquímicos esenciales. Aportan una amplia gama de nutrientes, como vitamina C, potasio, folato y diversos antioxidantes.

Gran fuente de fibra

La mayoría de las frutas son ricas en fibra dietética, que ofrece varias ventajas para la salud de los pacientes diabéticos. La fibra regula los niveles de glucosa en sangre al ralentizar la absorción de azúcar y evitar los picos frecuentes. También favorece la saciedad y ayuda a controlar el peso, ya que reduce el apetito y controla la ingesta de calorías.

Bajo índice glucémico (IG)

El índice glucémico (IG) mide la rapidez con la que los alimentos ricos en carbohidratos elevan los niveles de glucosa en sangre. Muchas frutas tienen un IG de bajo a moderado, lo que significa que afectan gradualmente al azúcar en sangre. Optar por frutas con un IG más bajo puede ayudar a mantener unos niveles normales de glucosa en sangre.

Excelentes propiedades antioxidantes

Las frutas son abundantes en antioxidantes, como flavonoides, carotenoides y vitamina C. Estos compuestos protegen contra el daño celular desencadenado por el estrés oxidativo, frecuente en los pacientes diabéticos. Los antioxidantes favorecen la salud cardiovascular y minimizan el riesgo de complicaciones asociadas a la diabetes.

Bueno para la hidratación

Varias frutas, como las fresas y las naranjas, tienen un alto contenido en agua. Añadir estas frutas a su dieta puede contribuir a la hidratación, que es crucial para mantener la salud general y ayudar a la digestión.

Según Medical News Today, "comer fruta puede ser una buena forma de saciar el hambre y cubrir las necesidades nutricionales diarias, pero la mayoría de las frutas contienen azúcar. Las personas con diabetes pueden comer fruta, pero deben tener en cuenta el tamaño de las porciones y los tipos de fruta que consumen."

Que no te asusten las frutas

Diabeticme.org recomienda frutas como las fresas, las manzanas, las peras, los albaricoques y los pomelos, que son bajas en azúcar y aportan vitaminas y minerales esenciales, para un control muy eficaz de la diabetes. Además, la Asociación Americana de la Diabetes sugiere que tomar una pieza de fruta fresca o una macedonia de fruta de postre es una forma estupenda de saciar tu apetito por lo dulce y obtener la nutrición extra que buscas.

Así que, la próxima vez que vaya al supermercado, no olvide añadir una caja de bayas a su cesta de la compra.

Comparte esto:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Correo electrónico

Artículos relacionados

Productos relacionados

Filtrar por categorías
Anuncio
Artritis
Cáncer
Diabetes
Diabetes en los animales de compañía
Suministros para la diabetes
Pruebas de diabetes
Dieta y alimentación
Disfunción eréctil
Salud general
Glucagonoma
Invitado
Insulina
Noticias
Pancreatitis
Investigación
Telesalud
Diabetes tipo 1
Diabetes de tipo 2
Sin categoría
Pérdida de peso
Únete ahora y ahorra 80% en medicamentos