Únete ahora y ahorra hasta 80% en medicamentos
Filtrar por categorías
Anuncio
Artritis
Cáncer
Diabetes
Diabetes en los animales de compañía
Suministros para la diabetes
Pruebas de diabetes
Dieta y alimentación
Disfunción eréctil
Salud general
Glucagonoma
Insulina
Noticias
Pancreatitis
Investigación
Telesalud
Diabetes tipo 1
Diabetes de tipo 2
Sin categoría
Pérdida de peso

Secretagogos de insulina

¿Qué son los secretagogos de insulina?

Los secretagogos de insulina (también conocidos como fármacos liberadores de insulina) son medicamentos para la diabetes indicados para el tratamiento de diabetes tipo II. En los pacientes diabéticos, la producción de insulina suele ser insuficiente. Sintetizada por las células beta de los islotes de Langerhans, la insulina es un tipo de hormona que desempeña un papel importante en la regulación de la glucemia. Mediante la estimulación de la síntesis de insulina, los secretagogos de insulina ayudan a reducir la cantidad de azúcar en exceso en la sangre y, por tanto, restablecen el nivel de glucosa en sangre. Al mismo tiempo, los secretagogos de insulina son capaces de promover la liberación de insulina por el páncreas para controlar la hiperglucemia. Los secretagogos de insulina son especialmente útiles para los pacientes que no consiguen un control glucémico satisfactorio sólo con la modificación del estilo de vida, como el ejercicio y el cambio de dieta. También son ideales para pacientes que no responden a otros medicamentos para la diabetes.

¿Qué tipos de secretagogos de insulina existen?

Existen varios tipos de secretagogos de insulina:

  1. Meglitinidas (nateglinida, repaglinida)
  2. Sulfonilureas (gliburida, glipizida, glimepirida y clorpropamida).
  3. Además, existe un tipo de secretagogos de la insulina llamados derivados de la D-fenilalanina.

Las sulfonilureas se toman una o dos veces al día. Dependiendo de la marca, pueden tomarse por la mañana o por la noche. La dosis recomendada varía mucho entre los distintos tipos de sulfonilureas. Por ejemplo, la dosis habitual de glimepirida oscila entre 1 y 4 mg, mientras que la dosis recomendada de glipizida es de 5 a 40 mg. La dosis diaria de clorpropamida oscila entre 100 y 500 mg, mientras que la gliburida se suele prescribir con una dosis diaria de 1,25 a 20 mg. El intervalo de dosis recomendado para la nateglinida es de 60 mg a 120 mg, mientras que la dosis habitual de repaglinida oscila entre 0,5 mg y 4 mg. Además, las meglitinidas deben utilizarse entre 15 y 30 minutos antes de las comidas.

Aunque comparten el mismo mecanismo de acción, los secretagogos de insulina varían sustancialmente en cuanto a sus acciones farmacológicas. Algunos secretagogos de insulina tienen un inicio de acción rápido pero una duración de efecto más corta, mientras que otros tienen un inicio de acción lento pero una duración de acción más prolongada. Las sulfonilureas están especialmente formuladas para promover la liberación pancreática de insulina durante varias horas, mientras que las meglitinidas son capaces de proporcionar una explosión de insulina a corto plazo después de una comida.

Beneficios

Al tener propiedades liberadoras de insulina, los secretagogos de insulina reducen eficazmente el nivel elevado de azúcar en sangre para un mejor control glucémico. Las sulfonilureas son especialmente eficaces en el control de la glucemia.

Los secretagogos de insulina, asequibles pero eficaces, tienen un buen perfil de efectos secundarios y se toleran bien en la mayoría de los casos. No es probable que causen efectos adversos graves si se utilizan correctamente. La mayoría de los secretagogos de insulina han sido aprobados por la FDA y se ha demostrado clínicamente que son seguros y eficaces. Formulados como comprimidos orales, los secretagogos de insulina son ideales para pacientes reacios a las inyecciones.

Efectos secundarios

Como ocurre con la mayoría de los agentes antihiperglucémicos, los secretagogos de insulina podrían causar hipoglucemiaLa hipoglucemia es una afección caracterizada por un nivel excesivamente bajo de glucosa en sangre. Los ancianos y los pacientes con enfermedades cardiovasculares son especialmente susceptibles a los efectos de la hipoglucemia. Sin embargo, hay formas de revertir los efectos de la hipoglucemia. Cuando aparecen síntomas de hipoglucemia, los pacientes deben tomar entre 15 y 20 g de hidratos de carbono simples o glucosa.

Aparte de la hipoglucemia, el uso de secretagogos de insulina también puede provocar un aumento de peso. Esto puede dar lugar a otras complicaciones, como problemas circulatorios. Además, algunos secretagogos de la insulina, como las sulfonilureas, pueden perder su eficacia con el tiempo. Debido a su modo de acción único, las sulfonilureas funcionan mejor cuando se diagnostica la diabetes por primera vez, que es cuando la función de las células beta es máxima. Por ello, las sulfonilureas deben utilizarse con precaución y sensatez. En la mayoría de los casos, las sulfonilureas pierden su eficacia en uno o dos años. Para evitar que las sulfonilureas pierdan su eficacia, se recomienda utilizarlas en combinación con otros agentes hipoglucemiantes que tengan un modo de acción diferente.

Elegir la medicación adecuada para la diabetes 

Los pacientes deben consultar a su médico para elegir el tratamiento más adecuado. medicamento para la diabetes. Aunque en general son seguros y eficaces, los secretagogos de insulina pueden no ser adecuados para todo el mundo. Por ejemplo, los pacientes con un empeoramiento de la función renal deben evitar el uso de secretagogos de insulina (o reducir la dosis). Con la excepción de la gliburida, la mayoría de los secretagogos de insulina están clasificados como fármacos de categoría C, que no deben utilizarse durante el embarazo. Al ser un fármaco de categoría B, los efectos de la gliburida en las mujeres embarazadas no están bien estudiados, aunque los resultados de los estudios en animales sugieren que su uso es seguro. Como regla general, los secretagogos de insulina deben utilizarse con precaución en pacientes embarazadas. En particular, los secretagogos de insulina que pertenecen a la categoría C deben evitarse por completo durante el embarazo, a menos que los beneficios potenciales superen los perjuicios.

 

Descargo de responsabilidad: Tenga en cuenta que el contenido de este artículo de la comunidad tiene fines estrictamente informativos y no debe considerarse un consejo médico. Este artículo, y otros artículos de la comunidad, no han sido escritos ni revisados por Canadian Insulin o su personal para determinar su validez médica. Todos los puntos de vista y opiniones expresados por los autores colaboradores no cuentan con el respaldo de Canadian Insulin. Consulte siempre a un profesional médico para obtener asesoramiento, diagnóstico y tratamiento.

Comparte esto:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Correo electrónico

Artículos relacionados

Productos relacionados

Precio: $146.06 - $148.03

Promoción

Precio: $328.00 - $330.00

Filtrar por categorías
Anuncio
Artritis
Cáncer
Diabetes
Diabetes en los animales de compañía
Suministros para la diabetes
Pruebas de diabetes
Dieta y alimentación
Disfunción eréctil
Salud general
Glucagonoma
Insulina
Noticias
Pancreatitis
Investigación
Telesalud
Diabetes tipo 1
Diabetes de tipo 2
Sin categoría
Pérdida de peso
Únete ahora y ahorra 80% en medicamentos