Únete ahora y ahorra hasta 80% en medicamentos
Filtrar por categorías
Anuncio
Artritis
Cáncer
Diabetes
Diabetes en los animales de compañía
Suministros para la diabetes
Pruebas de diabetes
Dieta y alimentación
Disfunción eréctil
Salud general
Glucagonoma
Insulina
Noticias
Pancreatitis
Investigación
Telesalud
Diabetes tipo 1
Diabetes de tipo 2
Sin categoría
Pérdida de peso

Navegando por la intimidad: Problemas sexuales a los que se enfrentan hombres y mujeres con diabetes

¿la metformina provoca disfunción eréctil?

¿Ha considerado alguna vez los distintos ámbitos de diabetes más allá del control de los niveles de azúcar en sangre, la toma de medicamentos y la administración de inyecciones de insulina? ¿Y su impacto en algo tan personal como la vida sexual?

La diabetes suele asociarse a la gestión del azúcar en sangre y al tratamiento de complicaciones como lesiones nerviosas o problemas oculares. Sin embargo, a menudo se pasa por alto su impacto en el bienestar sexual. En este artículo analizaremos cómo afectan los niveles irregulares de azúcar en sangre a la salud sexual, enumeraremos los retos a los que se enfrentan los hombres y las mujeres con diabetes en su vida íntima y ofreceremos orientación para controlar este aspecto de la vida sexual. atención diabética.

¿Cómo afecta la diabetes a la función sexual?

La diabetes puede poner a prueba su salud sexual. Afecta a su cuerpo y a su mente de un modo inesperado, lo que complica la intimidad más de lo deseado. Analicemos cómo afecta esta enfermedad a su vida sexual.

Daño nervioso (neuropatía)

Los altos niveles de glucosa en sangre asociados a la diabetes pueden provocar neuropatía, que daña los nervios de todo el cuerpo. El resultado puede ser una disminución de las sensaciones, incluida una menor sensibilidad a los estímulos sexuales y al placer.

Daños en los vasos sanguíneos (complicaciones vasculares)

La diabetes también puede provocar complicaciones vasculares, dañando los vasos sanguíneos y dificultando el flujo sanguíneo a zonas críticas para la función sexual. En los hombres, esto puede manifestarse como dificultad para alcanzar o mantener una erecciónmientras que las mujeres pueden experimentar una menor lubricación vaginal y molestias durante la actividad sexual.

Cambios hormonales

Las personas con diabetes pueden experimentar desequilibrios hormonales, sobre todo los hombres, que pueden tener niveles más bajos de testosterona. La disminución de la testosterona puede disminuir la libido y contribuir a dificultar la excitación y el deseo sexual. Las mujeres también pueden experimentar alteraciones hormonales que afecten a su libido y respuesta sexual.

Factores psicológicos

El control de la diabetes puede ser psicológicamente agotador y provocar estrés, ansiedad y depresión. Estos problemas de salud mental pueden afectar significativamente al deseo y la satisfacción sexual, complicando aún más la salud sexual.

Retos específicos de la salud sexual de hombres y mujeres

La diabetes puede plantear importantes retos a la función sexual, afectando a las personas tanto física como emocionalmente. Abordemos los problemas sexuales que las personas con diabetes puede encontrar:

Para hombres:

Disfunción eréctil (ED)

La diabetes puede dificultar la consecución o el mantenimiento de una erección suficientemente firme para mantener relaciones sexuales satisfactorias. Más de la mitad de los hombres con diabetes padecen disfunción eréctil, lo que los hace tres veces más propensos a desarrollarla que los hombres sin diabetes. 

Eyaculación retrógrada

En raras ocasiones, la diabetes puede inducir a la eyaculación retrógrada, una afección médica en la que el semen pasa a la vejiga en lugar de ser eyaculado por el pene durante el orgasmo. Esta afección puede hacer que una muestra de orina muestre semen después de la eyaculación, y algunos hombres pueden no eyacular en absoluto.

Curvatura del pene (enfermedad de Peyronie)

Los hombres diabéticos son propensos a desarrollar la enfermedad de Peyronie, que se caracteriza por la formación de tejido cicatricial en el pene, lo que provoca una curvatura durante la erección. Esta curvatura puede hacer que las relaciones sexuales sean dolorosas o difíciles, y algunos hombres también pueden sufrir disfunción eréctil.

Testosterona baja

La diabetes, especialmente en los hombres mayores y con sobrepeso, puede contribuir a que los niveles de testosterona sean más bajos de lo normal (T baja). Un nivel bajo de testosterona puede afectar al deseo sexual, los niveles de energía, el estado de ánimo y la función sexual en general. El tratamiento con testosterona, junto con el control de la diabetes, puede ayudar a aliviar los problemas sexuales, aunque conlleva riesgos potenciales y no es adecuado para todos los hombres.

Problemas de fertilidad

Los hombres con diabetes pueden sufrir anomalías en el esperma, lo que dificulta la concepción. Las parejas que deseen superar los problemas de fertilidad asociados a la diabetes pueden necesitar la colaboración de un profesional sanitario especializado en fertilidad.

Para mujeres:

Bajo Deseo y Respuesta Sexual

El daño nervioso, la disminución del flujo sanguíneo a los genitales y los cambios hormonales pueden contribuir a un bajo deseo sexual, dificultad para excitarse, lubricación vaginal inadecuada, disminución de la sensibilidad genital y dificultad para alcanzar el orgasmo en las mujeres diabéticas. Asegurarse de que los niveles de azúcar en sangre se mantienen dentro de los valores normales puede prevenir el daño nervioso y aliviar aún más las complicaciones sexuales.

Sexo doloroso

Las mujeres diabéticas pueden experimentar molestias o dolor durante las relaciones sexuales debido a los nervios dañados que afectan a la lubricación vaginal. El uso de lubricantes vaginales de venta con o sin receta y un control meticuloso de la glucemia pueden ayudar a aliviar la sequedad vaginal y prevenir el daño nervioso.

Levaduras e infecciones de la vejiga

Las mujeres diabéticas corren un mayor riesgo de padecer infecciones por hongos porque los niveles elevados de glucosa en sangre favorecen el crecimiento de levaduras. Las infecciones por hongos pueden causar molestias y dolor e interferir en la actividad sexual. 

Estrategias de afrontamiento y opciones de tratamiento

Los cambios en el estilo de vida son fundamentales para controlar la diabetes y mejorar la salud sexual. Seguir una dieta equilibrada en la que abunden las frutas, las verduras y los cereales integrales ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre. El ejercicio regular estimula la circulación y los niveles de energía, mientras que las técnicas de control del estrés, como la respiración profunda, pueden influir positivamente en cómo te sientes durante la intimidad. 

Además de los cambios en el estilo de vida, los tratamientos médicos son esenciales para tratar los problemas relacionados con la diabetes que afectan al bienestar sexual. Los medicamentos recetados por los médicos pueden ayudar con problemas como la disfunción eréctil o los desequilibrios hormonales. Dispositivos como las bombas de insulina o los medidores de glucosa facilitan el control de los niveles de azúcar en sangre. Al mismo tiempo, terapias como la fisioterapia o la sustitución hormonal ofrecen soluciones personalizadas para mejorar la función sexual. 

El asesoramiento o la terapia también pueden ayudar a abordar los retos emocionales relacionados con la diabetes y la intimidad, al tiempo que fomentan la comunicación abierta con la pareja.

Preguntas más frecuentes (FAQ)

¿La metformina provoca disfunción eréctil?

No, la metformina no suele causar disfunción eréctil. De hecho, puede incluso mejorar la función sexual de los hombres diabéticos al ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre. No obstante, si experimenta dificultades sexuales mientras toma metformina, coménteselo a su médico.

¿Afecta sexualmente la hipertensión al hombre? 

Sí, la tensión arterial alta (hipertensión) puede afectar al hombre sexualmente. Puede provocar disfunción eréctil al disminuir el flujo sanguíneo al pene, lo que dificulta lograr o mantener una erección.

¿A qué edad se deja de tener relaciones sexuales?

No existe una edad concreta en la que las personas dejen de mantener relaciones sexuales. Para muchas personas, la actividad sexual puede continuar hasta una edad avanzada. 

¿Quién es más activo sexualmente, el hombre o la mujer?

La actividad sexual varía mucho de una persona a otra y en ella influyen factores como la edad, la salud, la situación sentimental, las preferencias personales y las influencias culturales. Por lo tanto, no es exacto generalizar qué sexo es más activo sexualmente.

¿Puede la diabetes causar problemas reproductivos?

Sí, la diabetes puede causar problemas reproductivos. Los hombres con diabetes pueden experimentar problemas como infertilidad y disfunción eréctil. Por su parte, las mujeres pueden tener ciclos menstruales irregulares o una fertilidad reducida.  

Comparte esto:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Correo electrónico

Artículos relacionados

Productos relacionados

Filtrar por categorías
Anuncio
Artritis
Cáncer
Diabetes
Diabetes en los animales de compañía
Suministros para la diabetes
Pruebas de diabetes
Dieta y alimentación
Disfunción eréctil
Salud general
Glucagonoma
Insulina
Noticias
Pancreatitis
Investigación
Telesalud
Diabetes tipo 1
Diabetes de tipo 2
Sin categoría
Pérdida de peso
Únete ahora y ahorra 80% en medicamentos