Únete ahora y ahorra hasta 80% en medicamentos
Filtrar por categorías
Anuncio
Artritis
Cáncer
Diabetes
Diabetes en los animales de compañía
Suministros para la diabetes
Pruebas de diabetes
Dieta y alimentación
Disfunción eréctil
Salud general
Glucagonoma
Insulina
Noticias
Pancreatitis
Investigación
Telesalud
Diabetes tipo 1
Diabetes de tipo 2
Sin categoría
Pérdida de peso

Diabetes en gatos (diabetes felina): Signos, síntomas y causas

Un gran número de gatos están desarrollando un tipo de diabetes conocida como diabetes mellitus. La diabetes felina es común en gatos de mediana edad, y suele darse en gatos machos. La diabetes en los gatos es similar a diabetes tipo 2 (T2D) en humanos. La diabetes mellitus es una enfermedad en la que el organismo no produce insulina o no puede utilizarla correctamente, o ambas cosas. Cuando comemos, el cuerpo descompone los hidratos de carbono y el azúcar en glucosa. La glucosa es una forma de azúcar que alimenta nuestras células. Al igual que los humanos, los gatos necesitan la ayuda de la hormona insulina para que la glucosa pueda llegar a las células y proporcionarles energía. Como las células no pueden absorber la glucosa, se produce una acumulación de glucosa en los gatos. En la diabetes de tipo 1, hay una gran acumulación de glucosa en la sangre porque los gatos diabéticos no pueden producir insulina. Mientras que en la T2D, los altos niveles de glucosa en sangre se deben a que las células no responden adecuadamente a la insulina. La mayoría de los gatos diabéticos padecen T2D. Si la diabetes felina no se trata, puede provocar complicaciones de salud como depresión grave, vómitos, deshidratación, pérdida de apetito o incluso la muerte.

Signos y síntomas de la diabetes en gatos

Los signos y síntomas más comunes que caracterizan a la diabetes en los gatos son los siguientes:

  • Aumento de la sed
  • Micción excesiva
  • Pérdida de peso
  • Debilidad
  • Deshidratación
  • Depresión
  • Actividad reducida
  • Poca capa

La mayoría de las veces, estos signos y síntomas pueden controlarse mediante cambios en la dieta y ejercicio. Sin embargo, en caso de diabetes grave prolongada en gatos, puede dar lugar a complicaciones más graves como cetoacidosis diabética. Cuando esto ocurre, su gato puede desarrollar síntomas como diarrea, vómitos o anorexia. Si observa alguno de estos signos y síntomas en su gato, debe llevarlo a ver a un médico veterinario.

Causas de la diabetes felina

Aunque todavía no se sabe qué causa la diabetes felina, es probable que se desarrolle en gatos con sobrepeso. Esto se debe a que la obesidad hace que el gato sea menos sensible a los efectos de la insulina. También enfermedades como el hipertiroidismo y el pancreatitis aumenta el riesgo de que los gatos padezcan diabetes. La diabetes en los gatos es frecuente cuando alcanzan una edad mediana o avanzada. Otros tipos de medicación, como los corticosteroides, aumentan el riesgo de que su gato desarrolle diabetes. Otro factor que puede contribuir a la diabetes felina es una afección médica conocida como enfermedad de cushing felina. También conocida como hiperadrenocorticismo, la enfermedad de Cushing es una afección médica que implica una producción excesiva de cortisol por parte de las glándulas suprarrenales. Esta afección puede estar causada por un tumor en la glándula suprarrenal o en la hipófisis. La administración oral de esteroides también puede provocar la enfermedad de Cushing. La sobreproducción de la hormona cortisol puede provocar diversos efectos en el organismo, haciendo que el gato sea menos sensible a la insulina. Cuando hay demasiado cortisol en el organismo, puede producirse esta enfermedad.

Tratamiento de la diabetes felina

Existen diferentes formas de tratamiento que pueden utilizarse para tratar a los gatos con diabetes. Tenemos insulina de acción corta, insulina de acción intermedia e insulina de acción prolongada. La mayoría de las veces, la diabetes en los gatos puede controlarse con insulina de acción intermedia y prolongada, que debe administrarse una o dos veces al día. En general, el tratamiento de la diabetes felina se divide en las siguientes categorías:

  1. Medicamentos orales
  2. Inyecciones de insulina
  3. Dieta

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada gato diabético responde de forma diferente al tratamiento. Mientras que algunos gatos pueden tratarse con cambios en la dieta y el uso de fármacos hipoglucemiantes orales, otros requieren una forma compleja de tratamiento, como la inyección de insulina de por vida. El veterinario realizará varias pruebas, como análisis de orina y de sangre, para determinar si los signos y síntomas que presenta su gato son consecuencia de la diabetes. Normalmente, si un gato tiene diabetes, un análisis de orina mostrará la presencia de glucosa. En algunos casos, una muestra de orina puede contener cetonas. Un análisis de sangre revelará una concentración elevada de glucosa. Estas pruebas ayudarán a su veterinario a establecer un tratamiento adecuado para la diabetes en gatos.

Medicamentos orales para la diabetes

Si a su gato le han diagnosticado diabetes mellitus, no debe alarmarse. Aunque la diabetes mellitus no tiene cura, puede tratarse con insulinoterapia o medicamentos orales. Sulfonilureas se han administrado a gatos para ayudarles a mantener un nivel saludable de azúcar en sangre. Sin embargo, para medicamentos orales para la diabetes para que el tratamiento funcione bien, requiere mucho compromiso, incluidos análisis de sangre periódicos. Además de los fármacos orales, puede ser necesario tratar a su gato con inyecciones de insulina para obtener los mejores resultados.

Inyecciones de insulina

Puede que necesite utilizar insulina inyectable en caso de que su gato no pueda ser tratado con medicación hipoglucemiante oral. Puede que no sea un paseo por el parque para la mayoría de los propietarios de gatos, pero con práctica puede aprender a inyectar insulina a su gato. Su veterinario le mostrará cómo puede inyectar insulina a su gato en casa. Por supuesto, practicar con algo como inyectar un muñeco con agua puede ayudarle a ganar confianza. En la mayoría de los casos, la diabetes del gato puede controlarse con una o dos inyecciones de insulina diarias. La inyección de insulina consiste en aplicar una inyección bajo la piel, normalmente en el cuello. Las dosis de insulina pueden cambiar con el tiempo a medida que el gato envejece. Sin embargo, no debe cambiar las dosis de insulina sin consultar con su veterinario.

Dieta

La dieta, junto con la medicación oral y las inyecciones de insulina, son eficaces para controlar la diabetes en el gato. La obesidad es uno de los factores que más contribuyen a la diabetes en los gatos. Si su gato es obeso, puede colaborar con su veterinario para elaborar un plan de dieta saludable. Lo primero que deben hacer los propietarios de gatos es alimentarlos con comida cruda baja en carbohidratos. Otros gatos diabéticos también responden bien a una dieta rica en fibra. Hable con su médico veterinario sobre cuándo y cuánta comida debe darle a su gato. Además, asegúrese de que el gato se mantiene físicamente activo. La mayoría de las veces, los gatos de interior suelen carecer de mucho ejercicio físico en comparación con los demás. Por lo tanto, los gatos de interior obesos y sin actividad física son más propensos a desarrollar diabetes. Póngalos en movimiento para que puedan hacer ejercicio todos los días.


Descargo de responsabilidad: Tenga en cuenta que el contenido de este artículo de la comunidad tiene fines estrictamente informativos y no debe considerarse un consejo médico. Este artículo, y otros artículos de la comunidad, no han sido escritos ni revisados por Canadian Insulin o su personal para determinar su validez médica. Todos los puntos de vista y opiniones expresados por los autores colaboradores no cuentan con el respaldo de Canadian Insulin. Consulte siempre a un profesional médico para obtener asesoramiento, diagnóstico y tratamiento.

Comparte esto:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Correo electrónico

Artículos relacionados

Diabetes en los animales de compañía

Cetoacidosis diabética en perros: síntomas y causas

Cetoacidosis diabética en perros La cetoacidosis diabética en perros se produce cuando el páncreas no puede producir suficiente insulina. La insulina desempeña un papel importante en la regulación del azúcar en sangre. Si

Leer Más "
Diabetes en los animales de compañía

Insulina Lantus para perros

¿Qué es la insulina Lantus? Lantus es un medicamento inyectable de insulina que se utiliza para tratar a las personas con diabetes mellitus. Lantus puede utilizarse para tratar tanto la diabetes de tipo 1 como la de tipo 2.

Leer Más "

Productos relacionados

Filtrar por categorías
Anuncio
Artritis
Cáncer
Diabetes
Diabetes en los animales de compañía
Suministros para la diabetes
Pruebas de diabetes
Dieta y alimentación
Disfunción eréctil
Salud general
Glucagonoma
Insulina
Noticias
Pancreatitis
Investigación
Telesalud
Diabetes tipo 1
Diabetes de tipo 2
Sin categoría
Pérdida de peso
Únete ahora y ahorra 80% en medicamentos